Aprueban Ley de Factura Cambiaria

Conimipyme estima que la nueva regulación facilitará el movimiento de 50 millones de dólares anuales

La ley busca facilitar la obtención de recursos líquidos para los pequeños negocios

Con la votación de 63 diputados a favor y 21 presentes, el Parlamento aprobó finalmente en lo general y particular la Ley de Factura Cambiaria.

Finalmente la Asamblea Nacional aprobó ayer la Ley de Factura Cambiaria, que estimulará el comercio y en especial los negocios de las pequeñas y medianas empresas.

La nueva ley permite facilitar al emisor (negocio) de la factura, de una venta al crédito, la rápida obtención de recursos monetarios y mantener o aumentar la liquidez de los pequeños y medianos negocios.

El texto de la ley se refiere a la factura cambiaria como “un título valor negociable, que servirá como respaldo legal en transacciones cuando se emitan”, entre los empresarios y una entidad financiera, cuando el propósito sea adquirir fondos económicos.

El presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez, explicó que el estímulo al sector comercial y a las Pymes se dará al poder traspasar sus facturas de crédito a terceros que puedan entregar dinero de inmediato al pequeño empresario, para que se le facilite mantener la operatividad de los negocios.

Ejemplificó que en el sector comercio son normales las relaciones donde el comerciante vende su producto al crédito, debiendo esperar de uno a seis meses para poder recibir el efectivo de la venta, lo cual limita la liquidez del comerciante.

A LA BOLSA

Gutiérrez explicó que “al ser un título legal negociable, se puede perfectamente correr en el mercado bursátil, de suerte tal que si el comerciante coloca esta factura cambiaría a un tercero, ya no tendrá que esperar hasta seis meses para recuperar lo que vendió al crédito, sino que recupera la mayor cantidad de su venta y eso le permite tener mayor liquidez y tener mayor rotación de su mercancía”.

La factura funciona como un documento legal que respalda el monto económico de la misma. La entidad que la posee, al momento de su vencimiento, podrá recuperar el ciento por ciento del total del crédito.

Esta ley fue demandada por la Cámara de Comercio y el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimypime), por lo cual su aprobación fue recibida con satisfacción.

Gilberto Alcócer, presidente de Conimipyme, estima que la ley “abre un abanico de oportunidades” a este sector, porque una vez en vigencia facilitaría el movimiento de unos 50 millones de dólares por año.

NEGOCIABLE EN LOS BANCOS

“Esto nos ayudará a las Pymes a tener acceso a financiamiento, porque la factura cambiaría automáticamente, al ser un título valor, es negociable en instituciones bancarias e inclusive podrá ser llevada en pago entre distintas compañías que estén realizando transacciones”, explicó Alcócer.

Valoró que en Nicaragua se está avanzando en establecer un marco jurídico importante a favor de las micro, pequeñas y medianas empresas, con las aprobaciones de leyes, como la Ley de Competencia, de las Pymes, la Ley de Garantías Recíprocas y la de Factura Cambiaria.

Alcócer dijo que Conimipyme se dispone a trabajar el reglamento de la Ley de Factura Cambiaria, para presentarlo al Poder Ejecutivo y que no hayan atrasos en su discusión, aprobación y puesta en vigencia, para que pueda utilizarse.

Por: Lucía Navas
La Prensa 4 de Noviembre 2010


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *