Nicaragua ya tiene ley de seguridad y defensa nacional

Con una abrumadora mayoría, 61 votos a favor y 21 en contra, de los diputados de la Asamblea Nacional fueron aprobadas hoy las leyes sobre Seguridad Democrática y Defensa Nacional.

En un plenario caracterizado por estados de animo sobresaltados y palabras altisonantes, se hicieron presentes 92 diputados, de los cuales dos se abstuvieron y otros no ejercieron su derecho al voto.

Los 21 parlamentarios que votaron en contra de la ley fueron los que dirige el banquero Eduardo Montealegre, a pesar que todas sus mociones fueron incorporadas a las distintas iniciativas.

Las leyes fueron aprobadas a partir de los cambios consensuados por los representantes en la directiva del parlamento, habiéndose consultado asimismo a los partidos no representados en la directiva y a la sociedad civil.

Los documentos aprobados fueron La Ley de Defensa Nacional, la Ley de Seguridad Democrática y la Ley de Régimen Jurídico de Fronteras.

La Ley de Seguridad Democrática tendrá por finalidad primordial “asegurar la vigencia y pleno respeto de los derechos, garantías y libertades fundamentales de los nicaragüenses”.

Contempla también el mantenimiento de los intereses supremos de la nación, la defensa del patrimonio nacional frente a cualquier riesgo, amenaza o conflicto armado internacional que afecten a la independencia, soberanía e integridad territorial de Nicaragua, la vigencia de un orden justo y la estabilidad del Estado de Derecho.

Mientras tanto, grupos minoritarios ligados al Movimiento por Nicaragua (MpN) y la Coordinadora Civil escenificaron protestas y conatos de agresiones a las fuerzas del orden.

Para el diputado liberal Eliseo Núñez, la posición de Montealegre y sus diputados tiene aristas electoreras, por lo que lo acusó (sin mencionarlo) de estar “politiqueando”.

El legislador de la Bancada de Unidad Nicaragüense, Guillermo Osorno, aseguró que en estas leyes no existe ningún cálculo malicioso y que las mismas son necesarias para que la defensa y seguridad del país cuente con leyes modernas que también existen en otras naciones latinoamericanas.

Por su parte, el coordinador de la Bancada Sandinista, Edwin Castro, resaltó que en las leyes no existe la posibilidad de establecer el reclutamiento militar obligatorio y que queda claramente establecido que el poder civil está por encima del mando militar.

“Para que no quede la menor duda, es una ley que tiene por objeto proteger al ser humano, la seguridad de la persona, porque cuando se habla de seguridad nacional algunos piensan que es un problema de inteligencia, de órganos represivos, no, aquí lo que se pretende es garantizar la seguridad de las personas”, dijo Castro.

Los diputados del Partido Liberal Constitucional (PLC), de la oposición, votaron a favor de la ley, a excepción de Maximino Rodríguez, que es un disidente de esa agrupación, y de Carlos Gadea Avilés, aspirante a la presidencia de la República en las elecciones generales del 2011. José Pallais, presidente de la Comisión de Justicia afirmó que la ley logró un amplio consenso entre los jefes de bancada y todas las mociones presentadas fueron incluidas en las iniciativas.

Tomado de: La Prensa Latina (Ir a la fuente)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *